15 ago. 2013

Día del niño, aprovecha para empezar a educar financieramente a tu hijo.

El día del niño no deja de ser una fecha 100% comercial, los niños piden aquellas cosas que ven en los cortes publicitarios de sus dibujos animados o programas preferidos y los adultos tratamos de complacerlos hasta donde la billetera alcance. Desde nuestro blog y en esta oportunidad queremos proponerte una buena idea, aprovechar esta fecha y comenzar a educar a nuestros hijos, y porque no a nosotros mismos, en materia de ahorro y finanzas personales. Desde Grupo Hecke siempre insistimos en la importancia de dedicar un tiempo para que nuestros hijos tengan herramientas fundamentales que le servirán para su futuro. Desde lo personal me fue de tanto uso estas enseñanzas, casi casuales, que mi madre me heredó que hoy he convertido esto en una profesión y en breve comenzare a hacerlo con mi hija, recién tiene 1 año y medio.


Más allá del juguete, aparato tecnológico o actividad que le regalemos a nuestros hijos les propongo que junto a ese regalo les obsequiemos una alcancía, ¿Se acuerdan del viejo chanchito? Existen millones de formatos, el típico chanchito, Hello Kitty, Toy Story, Pricesas, Jake y los piratas, Cars entre otros. Y si la billetera te quedó desahuciada podes optar por agarrar una lata o frasco de tu casa, meterle onda y decorarlo un poco. Esta acción de acércale a tu hijo una alcancía no debería quedar solo ahí, debemos acompañarla de un par de acciones o enseñanzas que pueden ayudar a que los más chicos entiendan la importancia del ahorro.

El primer concepto que nos puede ayudar a trasmitir a nuestros hijos la importancia del ahorro es explicarles que “ahorro = consumo futuro” es decir que lo que guarde ahora lo podrá consumir en un futuro. Incentivar a ahorrar a un nene para comprar su próximo juguete es una excelente idea, seguramente ya lo utilizas. Desde este concepto también podemos empezar a enseñarles la importancia de ser buenos consumidores, seguramente tu hijo quiera más de un artículo para el día del niño. Enseñarle la importancia de elegir que consumir en función de sus gustos, usos y necesidades puede facilitarnos la vida a nosotros y a ellos. Cuantas veces pasaste o viste la siguiente situación, niño con juguete que deseaba mucho, 1er semana lo usa, 2da semana lo usa menos, 3er semana lo deja tirado y quiere otro. Enseñarle a ser un buen consumidor puede estar bueno para ellos y para tu económica.

El endeudamiento es otra cuestión que podemos enseñarles a los más chicos, para aquellos que tienen más de un hijo no vean mal incentivar a los hermanos a prestarse plata entre ellos obviamente pagando una suma extra en concepto de intereses. Este puede ser el primer paso a que ellos mismos vayan sintiendo y aprendiendo cuando es bueno tomar un préstamo y cuando no. Estemos atentos a no convertir a nuestros hijos en usureros, muchas veces los hijos mayores se aprovechan de los menores, en ese caso actuemos de mediadores o de interventores. Para aquellos que solo tenemos un hijo podemos ser nosotros los prestamistas o tomadores de esos pequeños prestamos. Muchas veces nos cuesta a nosotros entender con claridad cuando nos conviene y cuando no tomar un préstamo, aprendamos con ellos esta cuestión clave para nuestra economía.

El comercio puede ser otra cuestión para seguir educando a nuestros hijos, no hace mucho tuve el placer de escuchar de boca de un cliente como incentivaba a sus hijos más grandes a producir algún artículo y venderlo entre sus compañeros de colegio (siempre con la aclaración de hacerlo fuera de los horarios de clase). En este caso, la hija de nuestro cliente, cocinaba dulces, tortas y galletas y las vendía en los recreos del colegio. Nuestro amigo logró trasmitir así no solo el concepto de cómo funciona el comercio, producir algo y luego venderlo sino que le enseño indirectamente conceptos tales como costos, mano de obra, trabajo, mercados, demanda y oferta. En mi opinión el fundamental de estos conceptos es la cultura del trabajo.

Ir de compras y al banco con los más chicos debería ser más un acto educativo que un paseo tedioso. Enseñarles que es un banco, que es un cheque, que es una tarjeta de debito o de crédito les servirá aquellos casi adolescentes que en breve se deberán topar con esa realidad. Ya hemos pasado por la situación de empezar a asesorar a algunos hijos de nuestros clientes que recién empiezan su vida laboral y nos hemos topado con que los chicos no saben absolutamente nada sobre bancos y vida financiera. Por otro lado llevar a los más chicos al Supermercado e incentivarlos a aprender lo importante de ser buenos consumidores y no comprar cosas porque si, les va a servir para no terminar siendo presos del consumismo y ser consumidores felices y racionales. No dudes la próxima vez que vayas al banco, que te acompañe.

Asignarles un presupuesto semanal a nuestros hijos puede ser otra gran idea en este camino de aprendizaje financiero. Debemos tener en cuenta que el presupuesto les alcance para sus consumos diarios y sumarle un plus para que ellos puedan ahorrar, no importa el monto, lo que importa es que ellos empiecen a saber administrarlo, conocer la importancia que si gastan todo en un solo día al otro no podrán comprar nada, (no seas débil si se lo gastó al otro día no hay más plata). Si te da miedo que tu hijo se “patine” todo el primer día y tener que salir a solventarlo empezar a hacerlo diario y luego semanal, también está bien. Ojala lleguemos a hacerlo mensual, eso significa que aprendió y que se ganó nuestra confianza.

Por último y esto va para los más grandes, la mejor enseñanza que le vas a dejar a tus hijos es que el dinero no es todo en la vida, que no debemos enloquecernos atrás del vil metal sino disfrutar de la vida. Obviamente que con plata es más fácil hacer lo que uno quiere, pero para nosotros es más importante transitar este camino con tranquilidad que con desesperación. Espero de corazón que esta pequeña nota sea el primer paso para una buena educación financiera. Espero tus comentarios de cómo te fue.

Feliz día a todos los niños.


Francisco Mendonca

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, el debate de los temas nos ayudan a crecer.