26 mar. 2013

Hombres y Mujeres, distintos a la hora de invertir.



La diferencia de género se hace notar no solo porque a los hombres nos gusta el futbol y a las mujeres los shoppings. A la hora de invertir hombres y mujeres nos diferenciamos mucho, pero esa diferencia puede ser una combinación perfecta a la hora de hacer crecer los ahorros si cada uno aporta lo mejor de ser hombre y lo mejor de ser mujer.

Los hombres son, comúnmente, mas impulsivos a la hora de invertir y las mujeres más conservadoras. La mujer esta mas dispuesta a pedir asesoramiento a un profesional y el hombre que se siente más autosuficiente cree que haciéndolo por su cuenta es mejor. Se suele pensar que las mujeres son más consumistas y en algunos casos esto es cierto, pero si lo analizamos en detalle veremos que la mayoría de los hombres cuando tienen un excedente de dinero prefieren cambiar el auto antes de ahorrar.

El mito de que la mujer gasta más que el hombre esta desterrado y son ellas, en su mayoría, las que más ahorran pensando en el futuro.


Históricamente nuestros abuelos les llevaban el sueldo a nuestras abuelas y ellas manejaban la economía del hogar, y aunque en aquellos tiempos era difícil ahorrar nuestras abuelas siempre tenían un "fondito" por las dudas. Las mujeres por propia naturaleza tienen a pensar más en el futuro, este enfoque emocional las hace priorizar la protección sobre todo ante la muerte o la invalidez. Las mujeres son más prácticas y mantienen más el control sobre el excedente de dinero. El hombre tiene a no pensar tanto en el retiro y siente que siempre va a poder ser el gran proveedor del hogar. Los hombres le tienen menos miedo a perder y son más arriesgados. Al ser más propensos al riesgo tienen a ganar más en algunas inversiones pero esa misma propensión los hace perder luego y por eso las mujeres obtienen mayores resultados en sus inversiones debido a su perfil más conservador.

Pero más allá de las diferencias y de intentar determinar quien es mejor a la hora de invertir, planear las inversiones en una pareja es responsabilidad de los dos. Encarar un proyecto de a dos no es lo mismo que solos ya que las metas y prioridades comienzan a cambiar. Es importante ir por partes y primero sentarse a pensar, juntos, cuales son estas prioridades. Todos los extremos son malos, el mix que puede generar una mujer conservadora, emocional y dispuesta a recibir asesoramiento se puede conjugar perfectamente con la propensión al riesgo del hombre. Pensar en el futuro es la clave del éxito, como muchas veces predicamos desde este espacio y en ese sentido escuchar a nuestras mujeres nos puede servir. El hombre aportará entonces la cuota de riesgo y la mujer la cuota de moderación y de esta manera tomar una decisión en conjunto puede ser una excelente idea.

Asesorarse con profesionales y dejar el ego masculino de lado permitirá a la pareja tomar mejores decisiones, es ideal que en la entrevista con el asesor financiero tanto el hombre como la mujer pregunten todo lo que desean saber, ya que la mujer seguramente hará preguntas relacionadas con la seguridad y el control de la inversión y el hombre preguntará sobre rentabilidades, formas y riesgos.

"Dos cabezas piensan más que una" y si esas dos cabezas piensan distinto juntos encontrarán la una excelente combinación de recursos que los hará llegar a sus objetivos más tranquilos y seguros.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, el debate de los temas nos ayudan a crecer.